1.2. Operaciones financieras.

Una operación financiera es un intercambio, no simultáneo, de capitales sobre la base de una ley financiera acordada entre las partes de forma que el valor de lo entregado y lo recibido sea equivalente según esa ley financiera.

Ejemplo 1-1. Operación financiera.

Supongamos un préstamo de 1.000 € a devolver dentro de un año pagando 1.100 €. Este intercambio no simultáneo sería una operación financiera sobre la base de una ley financiera que considera equivalentes los 1.000 € hoy a los 1.100 € dentro de un año.

Como vemos hay varios elementos que intervienen en la definición de una operación financiera. En primer lugar tenemos los capitales, que son una expresión monetaria de valor, una cantidad como 500 € o una casa con valor de 120.000 €. Pero además es necesario expresar el momento de su disponibilidad, ya que no tienen el mismo valor 100 € disponibles hoy que 100 € disponibles dentro de un año.

Ejemplo 1-2. Principio de subestimación de los capitales futuros.

Supongamos que tienes un ordenador y un amigo te ofrece comprártelo. Te ofrece como pago 800 € hoy o 800 € dentro de un año. ¿Tú que preferirías?. Lógicamente 800 € hoy a la misma cantidad dentro de un año.

El anterior ejemplo ilustra el principio de subestimación de los capitales futuros: a igualdad de cuantías siempre es preferible el capital disponible antes. Por esto en los capitales además de su cuantía hay que expresar el momento de su disponibilidad. Los capitales se representan como (C;t).

También intervienen unas partes o agentes del intercambio. Al primero que entrega un capital se le denomina acreedor y al siguiente deudor. A la entrega de capitales que hace el acreedor se le denomina prestación y a la que hace el deudor contraprestación.

También interviene un determinado plazo de tiempo, durante el que se realiza el intercambio. A este plazo se le denomina duración. Suele representarse como "to" el origen o inicio y "tn" como el final de la operación financiera. Cuando los capitales tienen disponibilidad en intervalos de tiempo iguales, se denominan períodos.

Por último interviene una ley financiera, es decir, un acuerdo de equivalencia entre las partes. Las leyes financieras se expresan mediante funciones matemáticas que nos permiten calcular el valor de un capital en un determinado momento de valoración, que se representa como "p". Normalmente ese momento "p" se hace coincidir con el origen o final de una operación financiera, por lo que solemos valorar en "to" o "tn". También nos permiten calcular el valor equivalente de un capital en otro momento del tiempo. Hablamos de descontar o actualizar cuando calculamos el valor en el presente de un capital disponible en un momento futuro, según una determinada ley financiera. Hablamos de capitalizar cuando calculamos el valor en un momento futuro de un capital disponible en el presente, según una determinada ley financiera.